Últimos artiuclos

-

Según la Organización Mundial de la Salud, España es el segundo país más ruidoso del mundo, sólo por detrás de Japón. Pero lo inquietante de verdad es nuestro ruido interior, que nos impide escucharnos y escuchar a quien nos acompaña.

-

Si Jesús, Mahoma, Buda, Confucio… fueron incapaces de erradicar el hambre, la pobreza, la enfermedad, la injusticia, las guerras… ¿pueden hacerlo los seres humanos “simples” como nosotros? Buena pregunta para hacérsela desde cualquier lugar de la Tierra en estas fechas navideñas. La respuesta es: “Sí, podemos. Costará, pero podemos. Tenemos un montón de siglos por delante para hacerlo, y estamos en ello.”

-

Enamorarse es sencillo, a uno le pasa sin querer, pero parece ser que mantener el amor no es tan fácil… y aún así, ¡muchos lo consiguen! ¿Cómo?, ¿qué hace que algunas parejas se sientan más conectadas y felices? No es cuestión de tener más suerte, ni ser más guapo, ni tratar de vivir en un cuento de hadas donde no existen los conflictos o los sentimientos negativos. En todas las relaciones, hay altibajos, pero hay algunos hábitos, que no siempre se cuentan y facilitan mucho las cosas.

-

A veces están esperándonos cuando llegamos al mundo, otras, aparecen por sorpresa y se llevan toda la atención. Por lo general, vienen en tres tamaños: mayores, medianos y pequeños. Y con ellos aprendemos por primera vez lo que significa tener celos, pelearnos hasta perder el aliento y descubrir el significado de la complicidad. Tener hermanos es una de las mayores aventuras que nos ofrece la vida.

-

Aquí, todo el mundo va a lo suyo; menos yo, que voy a lo mío. Repitió la frase varias veces como una gracia. Después de varios años, volví a encontrarme con un antiguo conocido y compartimos mesa en un paisaje de postal, una playa blanca en una isla volcánica de arenas negras. La autopista, desierta como casi siempre, terminaba ante un hotel cinco estrellas de gran lujo. A un lado, palmeras enormes; al otro, ceibas gigantes y otros mil árboles que no he aprendido a nombrar. Un verde tan intenso que hace palidecer, si uno se entretiene en compararlos, el verde de las montañas de Europa.

-

Esta semana ha sido emocionalmente tempestuosa, y no por factores laborales, gracias a Dios, sino por sucesos y noticias que me han minado el ánimo, como los matrimonios forzosos de Kenia. Sin embargo, en Navidad hay que ser feliz, me advierten.

-

Dependencia es igual a miedo. Miedo a perder a la otra persona, miedo al vacío y al abandono. Sin ti no soy nada, dicen muchas canciones. Sin ti, me muero, sin ti mi vida está vacía. Estas frases tienen una manera de entender el amor, como si fuéramos medias naranjas, como si fuéramos niños desvalidos, dependientes de otra persona para ser felices. Estas frases tienen que ver con nuestro niño interior, herido. Estas heridas, no curadas se nos van repitiendo en nuestros vínculos, una y otra vez.

-

¿Quién no ha oído hablar de las personas tóxicas?... También se les llama vampiros energéticos o emocionales, y se relacionan con gente autoritaria, victimista, crítica, manipuladora… que descargan en otros su negatividad y sus problemas. ¿Y si en realidad, ese tipo de personas no existiese?